jueves, 5 de octubre de 2017

Como convertirte en tu propio agente de relaciones públicas!

Lo que favorece a mi intelecto y mi personalidad

Realizar diariamente 
Leer a diario - escribir a diario - operaciones con números - listas de palabras extranjeras - caminar 1 hora - enseñar a los más pequeños - beber 2 litros de agua - cantar - bailar - apoyar a familiares - simpatizar con vecinos - promover mis causas y creencias - recorrido de relaciones públicas - auto pro-activismo - Solidarizarse con la educación para la paz - Apoyar a propagar el activismo solidario



Imagen relacionada



When you learn languages, you have to read whole sentences and in context. Aprende idiomas leyendo periodicos y revistas * Learn languages by reading newspapers and magazines * Imprime diariamente de 10 a 30 renglones de algún texto o noticia interesante o curiosa en tu idioma. Subraya de 5 a 20 palabras (según tu disponibilidad). Anótalas en columna en el espacio disponible abajo del texto o en el reverso de la hoja. Tradúcelas al inglés u otro idioma deseado. Anota el significado al lado de cada palabra. Si ya entiendes lo que lees al 50% en un idioma extranjero, repite lo anterior pero ahora con oraciones cortas (en lugar de palabras) en el idioma extranjero que ya empiezas a conocer. Revisa tu trabajo y compáralo con el de otros compañeros para corregir errores. Muestra tu trabajo a tu profesor. Pídele que te sugiera otra actividad a futuro que expanda lo que acabas de realizar. Copia y comparte este trabajo, súbelo a tu blog o página personal. My Homework Network * Non-Profit Sharing Ring * Languages * Collaborative School Projects * Prof JML * Mexico

viernes, 8 de septiembre de 2017

Rescatemos a los niños

My Homework Network

Proyectos -
Peligros de la Niñez Desatendida * Rescate Intelectual de la Niñez -  Rescate Humanitario - Rescate alimentario 


Baby English - Comunidades - Posters en el recreo - Voluntarias en Colonias - Equipos de Tareas -  Chess

Orientaciòn adolescentes y jòvenes

Business English and Tourism - Enfermeria 

jueves, 7 de septiembre de 2017

Sports - Deportes

Imagen relacionada

Club de superdotados Mensa


5f1606a633e711f82691028f3731df7c_article

Una niña de tres años comparte la misma inteligencia de Albert Einstein

Una niña estadounidense de 3 años se ha convertido en el miembro más joven del exclusivo club de superdotados Mensa al demostrar un coeficiente intelectual similar al de Albert Einstein o Stephen Hawking.
La pequeña Alexis Martin, de Queen Creek (Arizona), sorprendió a sus padres cuando a los 18 meses de edad comenzó a recitar textualmente los cuentos que le habían leído la noche anterior, informa ABC News.
Sus progenitores indicaron también que la niña empezó a leer a los 2 años, y a esa misma edad aprendió a hablar español usando una tableta iPad.
Alexis fue admitida en Mensa al alcanzar un puntaje de 160 en la prueba del coeficiente intelectual, una puntuación que comparte con el científico Albert Einstein y el físico teórico Stephen Hawking.
Alexis, que ahora es el miembro más joven de Mensa, tiene la misma habilidad para leer que un niño de 10 u 11 años.
Los doctores que evaluaron a Alexis dijeron que su coeficiente intelectual es tan alto que no pudieron calcularlo con exactitud.
Mensa es una organización internacional cuyos miembros están dotados de un coeficiente de inteligencia que solo tiene el 2% de la población mundial.
(Tomado de RT)

Enseñar a pensar, el pensamiento crítico de los niños


Cómo enseñar a los niños a pensar

¿Cómo sería una sociedad llena de adultos que saben racionalizar sus ideas? ¿una sociedad repleta de gente que sabe pensar? Nacemos con la capacidad innata de pensar pero después no siempre se pone en práctica el pensamiento verdadero, es decir, aquél que te hace analizar las situaciones y establecer las consecuencias de los actos que acometemos en el día a día.
Por eso, enseñar a pensar es básico desde la más tierna infancia, como defiende el filósofo Robert Swartz, que recientemente visitó Madrid y ofreció una conferencia en el Colegio Brains de Madrid. El título: 
«Pensamiento crítico y creativo desde la escuela». 
Swartz es director de The National Center for Teaching Thinking, de Estados Unidos, graduado por la Universidad de Harvard y profesor emérito en la Universidad de Massachusetts en Boston. Autor de numerosas obras y artículos sobre el pensamiento crítico, es una referencia mundial a la hora de proponer un cambio radical en los planteamientos de la eduación desde los niveles de infantil.
La propuesta de Swartz es sencilla: «Los alumnos de Infantil aprenden y piensan de manera diferente. Esto está relacionado con la estructura de la mente y de su cerebro». Sin embargo, con el paso de Infantil a Primaria las cosas cambian radicalmente y de la actitud de un niño de tres años, que siempre quiere ser preguntado por la profesora, se pasa a la de la actitud: ¿por qué me pregunta a mí? O, lo que es muchísimo peor, que al ser preguntado la única preocupación del alumno sea si eso va a entrar en el examen. Es decir, ha perdido el interés por aprender y sólo se fija en cumplir con la obligación de no suspender. Esto es, a todas luces, el primer paso para el fracaso escolar. Sin motivación para aprender es difícil obtener buenos resultados.
¿Qué sucede para que haya este cambio? El filósofo lo tiene claro: «El sistema educativo no es el adecuado, mata las ganas, acaba con la estructura del pensamiento tan preclara que los niños tienen con tres años». Robert Swartz comenzó a visitar colegios de Infantil para ver cómo actuaban los profesores y analizar así la situación llegando a diversas conclusiones.
Para empezar, hay que desterrar la idea que muchos profesores (y padres) tienen de que «no se puede hacer nada con los niños de Infantil porque no piensan, porque hasta más adelante es imposible. Y eso es absolutamente falso y, lo que es peor, lo saben».

Trabajar las destrezas del pensamiento

Tres son las piedras angulares de las nuevas aulas del pensamiento que son defendidas por Robert Swartz: Pensamiento, Comunicación y Colaboración. El filósofo puso un ejemplo muy gráfico. «Varias cajas de «corn flakes» se la enseñas a un niño y le preguntas cuál escogería para desayunar. Probablemente el niño elija aquella que más le guste por el dibujo. Enseñar al niño a pensar supone hacerle ver que antes de tomar una decisión debe valorar unas cuantas cosas. En el caso de los cereales, por ejemplo, preguntarse qué es más saludable y mejor para el cuerpo. Puede que te guste más la caja que tiene un león en lugar de la caja que tiene dibujada una manzana. Pero, ¿qué es mejor para tu salud? ¿qué te va a hacer crecer más?, ¿un bonito dibujo en un papel o unos cereales que son realmente buenos para ti? Ofrecerle al niño esa capacidad de decisión y no porque persigamos que ellos decidan cosas como su menú, no, darles las herramientas para que aprendan a tomar decisiones basadas en preguntas que se hacen previamente. Enseñar a los niños a tomar decisiones con destreza».
¿Qué hace necesaria la decisión? Es decir, por qué necesito comprar cereales. ¿Cuáles son mis opciones? Es decir, ¿cuántas cajas de cereales puedo escoger de las que hay en el supermercado? Y ahora una gran pregunta: ¿Cuáles son las consecuencias probables de cada opción? ¿Qué importancia tienen las consecuencias para mi vida? ¿Qué opción es la mejor una vez analizadas todas las consecuencias?
Esta es la fórmula para hacerlo. Así es como se construye que un adulto aprenda a pensar por sí mismo. Mucha gente puede pensar que esto no es sencillo, que un niño de dos o tres años no es capaz de entender pero esto no es así, sí entienden, sólo es necesario utilizar un lenguaje diferente, sencillo y adaptado a su edad.

Robert Swartz es consciente de que no se puede cambiar la mentalidad de millones de seres humanos en el mundo que ya son adultos, pero sí se puede hacer un gran impacto en las generaciones venideras si cada vez más escuelas llevan a la práctica enseñar a los niños a pensar en lugar de obligarles a memorizar.
http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20141108/abci-ensenar-ninos-pensar-201411071334.html