martes, 13 de mayo de 2014

Mexicana realiza recorrido de Cristobal Colón... !

Galia Moss * Mexico * De Wikipedia, la enciclopedia libre

Galia Moss nacida el 11 de octubre de 1974 es una velerista quien en junio de 2006 se convirtió en la primera mexicana y latinoamericana en cruzar el océano Atlántico en solitario realizando el trayecto entre Vigo, España, y Quintana Roo, México en 41 días.

Inicios  

Galia comenzó su vida deportiva en la gimnasia cuando tenía 5 años de edad,
después de 10 años de entrenamiento, representó a la Ciudad de México. Continuó su trayectoria atlética en pista y campo durante 2 años y luego nadar, correr y yoga.
Estudió composición musical durante 5 años, y tomó los cursos requeridos para convertirse en un piloto comercial de aviones monomotores.
Cuando tenía 24 años de edad, Galia encontró el mundo de la vela. Desde entonces, su sueño se hizo a la vela a través del océano Atlántico en solitario. Después de 7 años de llevar la teoría y los cursos prácticos, las carreras, la entrega de barcos de vela, el entrenamiento con los mejores regatistas españoles, y 2 años en busca de patrocinadores, su sueño se hizo realidad. Ella se convirtió en la primera mexicana y latinoamericana en navegar en solitario a través del océano Atlántico. Su travesía duró 41 días, partiendo de Vigo, España, y llegar al parque nacional de Xcaret, en México.
La travesía fue, junto con una causa social, fundada por tres organizaciones sin fines de lucro. Por cada 8 millas náuticas navegando, una donación se hizo, levantando 644 casas de las familias mexicanas.
Es autora del libro Navegando un sueño en el que narra su experiencia durante la travesía en solitario.
En 2010-2011 realizó otra travesía en solitario, esta vez desde Veracruz hasta las Islas Azores. El recorrido original era hasta Israel, pero por problemas técnicos de su velero tuvo que parar en la Isla Faial, Azores. Logrando cruzar por segunda vez el océano Atlántico. Esta vez por cada 6 millas la Fundación Televisa y 1 Kilo de Ayuda, dan a 708 niños paquete nutricional por 2 años y medio, cada 14 días.
http://es.wikipedia.org/wiki/Galia_Moss    

Motivación, Liderazgo y Trabajo en Equipo
Galia Moss partió desde marzo a Francia en busca de cumplir su sueño de ser la primer latinoamericana en cruzar el Océano Atlántico en velero en solitario, para poder equipar su barco y zarpar el 22 de abril del Puerto de Cádiz a Cancún en un trayecto que durará entre 30 y 45 días.

Esta orgullosa mexicana comenzó hace siete años con este proyecto, primero como un sueño y luego entrenando y preparándose para cumplirlo.

Esta cruzada tiene además un propósito social: entregar una casa cada cinco millas para un total de ochocientos hogares para familias de Tamaulipas, Michoacán e Hidalgo, por lo que mientras más se acerque a su destino, no solo ella y su equipo será más feliz, sino también los beneficiados.

Su velero contará con una computadora que le permitirá observar vía satelital los vientos con lo que se encontrará por día, además de tener comunicación con su equipo en tierra, también tendrá cámaras web, un teléfono satelital, un desalinizador para poder tomar agua, además de los alimentos necesarios para el viaje, en el cual tendrá descansos de 20 minutos cada cuatro horas.

"Todas mis compañeras dicen que estoy loca, inclusive Paty Guerra y Nora Toledano que cruzaron el Canal de la Mancha dijeron que soy más valiente que ellas por hacer el recorrido sin nadie que me acompañe. El recorrido que voy a hacer es similar al que en su tiempo llevó a cabo Cristóbal Colón aunque él lo hizo en tres meses y yo lo planeo hacer en mes y medio, además, él llegó al Golfo de México y yo lo haré ala Rivera Maya", comentó Galia.

Su velero, llamado el "Más Mejor", cuenta con 9.6 metros de largo por 3.2 de ancho y 13 metros de altura, es un velero "crucero regatero", tiene una quilla de dos metros para abajo para permitir la estabilidad en todo el velero.

Ya en Francia, ha tenido que hacer diversos trámites de permisos tanto para ella como para su velero, teniendo diveros traspiés como que su hermana, quien la acompañaría en sus entrenamientos, perdió el vuelo, sufrió mal clima, siendo feliz cuando pudo velear y probar maniobras, velas, equipo, etc., etc. El ánimo con tanta cosa ha tenido sus altibajos, pero como no ha dejado de tener el apoyo de sus seres queridos, ha recargado energía para seguir con su sueño...

Todo esto pasó antes de poder partir a España, día que por fin llegó el 8 de abril!, después de lágrimas, líos, retrazos y demás. Así como lo planeado cambió, también el clima, por lo que decidió inicar su travesía en vez de en Cádiz, desde Vigo, puerto en el Noroeste de España, en Galicia, a donde llegó el 12 de abril, teniendo en este viaje la oportunidad de probar el velero en mar, disfrutando de la compañía de delfines y de noches hermosas.

Ya en Vigo pudo hacer las compras para la travesía, contando con el apoyo de su hermana Alin quien le hizo los menús y quien empacó los alimentos en bolsas para cada día. En este tiempo se ha equipado al Más Mejor, con la idea de estar lista para el 20 de abril para la rueda de prensa en Madrid y ya de regreso poder estudiar la meteorolgía, las cartas náuticas, hacer meditación, disfrutar a su gente que la verá partir, ésto el día 22 como estaba originalmente planeado.    
http://www.speakersmexico.com/espanol/catalogo-de-conferenciantes/galia-moss  


Al mar le tengo respeto,no miedo, dice a Crónica Galia Moss, la mexicana que cruzará el Atlántico siguiendo la ruta de Cristóbal Colón
Un espíritu agradecido por una nueva experiencia no puede nunca volver a sus antiguas dimensiones. Oliver Holmes Una voz firme contesta al otro lado del auricular. Quizá un poco desgastada con tanta entrevista. La hazaña que emprendió es cosa mayor y acapara los reflectores. Es Galia Moss, quien en el nombre lleva el sino de su aventura: cruzar el Océano Atlántico en un velero impulsado por los vientos y las corrientes de esta época del año, únicos y repetibles desde que Cristóbal Colón se lanzó al descubrimiento de las Indias orientales y llegó, sin saberlo, a América en 1492. Galia significa ola de mar y lo utiliza como argumento para entender ese llamado interior que escuchaba desde siempre y que hoy ha descifrado. —¿Temor al mar? —No, le tengo respeto, no miedo. A lo que sí le temo es a las arañas, y mucho, por eso no voy de campamento y como en el mar no hay, el miedo no existe. Quizá es bueno el mínimo necesario; es parte de la sobrevivencia, no puedes confiarte”, dijo a DEscape antes de zarpar del puerto de Cádiz, en España. —¿Le temes al amor? —No. Es lo más bonito que se puede tener en la vida. Está dentro de cada uno de nosotros. Lo entiendo como un acto de compartir. Mira, en este reto habrá gente pobre que tendrá una casa por cada 5 millas náuticas que recorra y eso es amor. No sólo de mí parte; hay gente que me apoya con patrocinios y busca el bien de otros. —¿Qué conocimientos tienes para hacer lo que haces? —.“Mucha teoría no está de más. En la práctica, los de meteorología son básicos, algo de medicina y primeros auxilios, patrón de yates y velerismo. Para esta travesía he leído mucho y practicado bastante. Hace 6 años despertó en mí la pasión por navegar y ahora tengo una licencia internacional”. Se puede decir que Galia es una mujer de los 7 mares que ha ahogado sus ansias en el Atlántico, el Pacífico, y El Caribe. Competencias, muchas. Regatas oceánicas en Inglaterra, minitravesías en solitario en diferentes lugares del mundo. “Quizá entre las más importantes ha sido la de Lyon, Francia, a Túnez en la que quedé en 7° lugar de 35 embarcaciones; en regata, de Barcelona a Menorca logré el cuarto sitio y muchas otras en las que he sido parte de la tripulación”, recuerda. A sus treinta y tantos años es nueva en esto. Lleva sólo seis dedicada al velerismo y la regata. Sin embargo, no es el único deporte que le apasiona, la gimnasia olímpica la practica desde pequeña con la frustración de no haber podido representar a México en un certamen internacional. Por ello hoy está en el intento de ser la primera latinoamericana —incluyendo hombres— en cruzar el Atlántico con un buen bote y algo de tecnología, que para eso son los inventos modernos. —¿En qué crees? —“En la preparación, la disciplina y la constancia. —¿Algún poder superior? —Creo en mis sueños y en prepararme para hacerlos realidad. —¿Tantos días en el mar, sola… te harán vacilar? —Te voy a confesar algo. Sola no voy. —¿Cuál es tu secreto?, sabíamos que lo harías en solitario. —No. Me acompañará una Barbie... Sí, una de esas muñecas, confiesa abiertamente aunque se niega a revelar si es su amuleto o parte del marketing de uno de sus patrocinadores. —¿Tu peor pesadilla en velero? —Siempre lo he gozado, no he tenido accidentes más allá de algún raspón... Eso sí, hay que estar atenta para evitar un golpe. ¿Qué comerás en los cuarenta y tantos días del trayecto? —Llevo deshidratado todo, quesos y embutidos... no es problema. Hay suficiente y es una alimentación balanceada. ¿Cómo harás para tomar un descaso sin perder el rumbo? —Me he preparado desde hace dos años durmiendo 4 horas diarias en intervalos de 20 minutos. Es algo que no me quita el sueño. La charla termina y muchas preguntas se quedan flotando, no así, la admiración para esta mexicana decidida y empeñada en cumplir un gran deseo. Algunos apuntes w Navegará cerca de 8,800 kilómetros en un máximo de 45 días. w Necesitará dos litros y medio de agua diaria además de un litro y medio de electrolitos. w Nada tres veces por semana, practica yoga y gimnasia olímpica. w Estudió composición musical y se recibió como piloto comercial. w Las inglesas Helen McArthur y Eva Thomson han hecho antes el mismo recorrido
http://www.speakersmexico.com/espanol/catalogo-de-conferenciantes/galia-moss * http://bilingual-newspaper.blogspot.mx/2008/10/galia-moss.html 

When you learn languages, you have to read whole sentences and in context. Aprende idiomas leyendo periodicos y revistas * Learn languages by reading newspapers and magazines * Imprime diariamente de 10 a 30 renglones de algún texto o noticia interesante o curiosa en tu idioma. Subraya de 5 a 20 palabras (según tu disponibilidad). Anótalas en columna en el espacio disponible abajo del texto o en el reverso de la hoja. Tradúcelas al inglés u otro idioma deseado. Anota el significado al lado de cada palabra. Si ya entiendes lo que lees al 50% en un idioma extranjero, repite lo anterior pero ahora con oraciones cortas (en lugar de palabras) en el idioma extranjero que ya empiezas a conocer. Revisa tu trabajo y compáralo con el de otros compañeros para corregir errores. Muestra tu trabajo a tu profesor. Pídele que te sugiera otra actividad a futuro que expanda lo que acabas de realizar. Copia y comparte este trabajo, súbelo a tu blog o página personal. My Homework Network * Non-Profit Sharing Ring * Languages * Collaborative School Projects * Prof JML * Mexico

No hay comentarios: